Se demora el DNU de las nuevas restricciones por el COVID-19: a la oposición de CABA se suman Mendoza, Córdoba y Santa Fe

 La resistencia es al cierre de la actividad nocturna a las 22. El Presidente busca ahora llegar a un acuerdo con las provincias para publicar las medidas que regirán por tres o cuatro semanas.


El presidente Alberto Fernández con gobernadores de las provincias más afectadas por el aumento de casos de COVID-19. (Foto: NA).

Mientras el Gobierno termina de elaborar el DNU con las nuevas medidas restrictivas que buscarán contener la segunda ola de contagios de coronavirus, varias provincias se sumaron a la oposición que planteó la Ciudad de Buenos Aires con respecto al corte de actividades a las 22.

Se trata de Mendoza, Córdoba y Santa Fe. Los gobernadores plantearon reparos en este punto, al igual que Horacio Rodríguez Larreta. En ese sentido, se generó una suerte de reapertura de negociaciones en cuanto al texto final del decreto, que preveía publicarse hoy.

// El Gobierno modifica el esquema de distribución de vacunas contra el coronavirus

Según adelantó el periodista Marcelo Bonelli en TN, el planteo de los mandatarios, Juan Schiaretti, Omar Perotti y Rodolfo Suárez, no consiste en oponerse a las nuevas disposiciones, sino en realizar algunas modificaciones puntuales, como sucede con el horario de la circulación nocturna. El cuestionamiento, que apunta a acotar el toque de queda, demora la publicación del DNU.

La decisión del gobierno Nacional apunta a restringir la actividad entre las 22 y las 6 de la mañana, y la circulación desde las 00, lo que incluye a los colectivos. Además, el texto, según remarcó Bonelli, no habla de un “toque de queda”, sino de “restricción para la movilidad”.

Los argumentos de las provincias se basan en los indicadores epidemiológicos locales, que son distintos a los del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), la zona más perjudicada actualmente por la segunda ola de contagios.